Translate

jueves, 10 de julio de 2014

32- MEDITACIÓN SOBRE EL TRIPLE SOL CRÍSTICO


 Antes de ejercitar las prácticas se recomienda leer
LOS 3 SOLES DE LA CONCIENCIA CRÍSTICA




MEDITACIÓN SOBRE EL TRIPLE SOL CRÍSTICO


        Mediten, sentados tranquilamente, en el “Sol”. Vean su luminosidad esplendorosa, su ‘paz’, su calidez, sientan su “amor”…

       Observen sus rayos radiantes que tornan todo claro y diáfano. Vean la manifestación de esta magnífica “corriente de vida”, la cual autogenera energías permanentemente, sin tomar pausas en su fluir (aunque esotéricamente sabemos que hay “pulsaciones” análogas a un corazón). Observen así, a este Astro luminoso como un ‘Rey amoroso y santo’ ofreciendo continuamente sus riquezas a los mundos y planetas, otorgando a cada criatura minúscula su calidez y vitalidad.

                Luego de esta meditación contemplativa, en la cual habréis de poner a ‘la imaginación’ en actividad, llevaréis la atención a vuestro propio cuerpo, centrando la atención en vuestro pecho, en el “centro cardíaco”. Lo veréis girar como una rueda con hélices doradas.
            Quedaos un instante con la imagen mental de esta ‘rueda dorada’, la cual emite luz cálida, semejante a los rayos de luz que salen del sol. Veréis así a vuestro centro cardíaco, como una dorada rueda de luz que emite cada vez más luminosidad a medida que giran sus hélices más y más velozmente, hasta ver que esta luminosidad dorada ha superado los límites de vuestro cuerpo físico, formando finalmente una Esfera de Luz Dorada.
            Quedaos unos instantes con la visión de esta “Esfera de Luz” dentro de la cual ha quedado vuestro cuerpo físico. Comenzáis a sentir que esta Esfera Dorada es más real y tangible que vuestro cuerpo físico, y que vosotros sois esta Esfera de Dorada Luz; y que el externo límite esférico de la Esfera es vuestra “dermis” de energía espiritual.
En este momento podréis tomar consciencia del significado de esta ‘visión’, afirmando mentalmente:

“YO SOY LUZ”

            Hacedlo y daos el tiempo para sentirlo.
            También podréis emplear otras afirmaciones afines, como “Yo Soy esta Esfera de Luz”, “Yo Soy esta Esfera Solar de Vida”, “Yo Soy este Sol”, etc. A cada practicante fluirá la frase correspondiente en esta primera fase de meditación.

            Esta 1° fase meditativa encenderá en vosotros “el 1° Sol Crístico”, la vibración-base de la Conciencia Solar.
            Podréis practicar esta fase todos los días, hasta que “sintáis” que ya podéis pasar a la siguiente fase. (No damos ‘tiempos’ de práctica, porque las necesidades vibracionales de cada alma son diferentes, pero tomad en cuenta que un trabajo tranquilo, paciente y consciente, es el mejor cimiento para una construcción…).

            Tened en cuenta que esto no es un simple trabajo mental, sino que estaréis precipitando, con el auxilio de la herramienta mental energías que están más allá de la mente; estaréis así generando “estados vibratorios” cada vez más elevados en vuestros cuerpos materiales, y a la vez despertando materia sutil para el desarrollo del Cuerpo de Luz o Cuerpo Solar, lo cual, con el tiempo, manifestará “Nueva Consciencia”.

           
            La segunda fase de meditación encenderá en el estudiante “el 2° Sol Crístico”, y es el Sol de Paz.
            Esta 2° fase comienza donde finalizó la primera, es decir, que luego de sintonizar con la “Esfera de Luz” precipitada, como se mostró, desde el centro cardíaco, veréis naces en este mismo centro en el pecho una “luz blanca”. Esta luz nace primeramente como un punto blanco en el centro de la Esfera Dorada de Luz. Este punto blanco se va agrandando y veis que va tomando una forma, la cual al definirse veis que es una PALOMA.
            Esta hermosa Paloma emite radiaciones de Luz blanca que interpenetran a la Esfera Dorada (dentro de la cual sabéis que había quedado inmerso vuestro cuerpo físico).
            Quedad unos instantes con esta imagen, la Esfera Dorada, ahora llena de ‘Luz blanca’ proveniente de la luminosa Paloma que emite Rayos de Paz desde el centro de la Esfera. Con esta imagen en la mente, afirmad internamente:

“YO SOY UN CENTRO DE PAZ”

            La afirmación puede fluir con otras palabras, pero siempre estarán referidas a este estado espiritual de PAZ que se estará precipitando, el cual estará elevando la vibración.

            Cada fase de meditación eleva la frecuencia vibratoria a un nivel diferente, pero los 3 niveles o “Soles”, conforman la ‘Conciencia Crística’ unificada.

            Practicad esta 2° fase de meditación solar antes de pasar a la 3° y última fase. Dejaos llenar por la Energía de la Paz Crística antes de pasar a la siguiente etapa; así podréis descubrir y sentir las diferentes cualidades vibratorias del Sol de Conciencia Crística:

“Tres Soles concéntricos – Una sola Conciencia”


            La 3° fase comienza visualizando la Esfera Dorada naciente desde el centro cardíaco (1° fase), y puede pasar también por la 2° fase para después pasar a la 3°; o se puede saltear la 2° fase, pasando directamente de la 1° a la 3° fase. Considerad estas indicaciones, y decidid qué camino seguir.

            La 3° fase consiste en ver nacer en el centro cardíaco (que también es el centro de la Esfera) un punto rojo, que se agranda cada vez más hasta tomar la forma de una hermosa “ROSA ROJA”, la cual emite cálidos rayos de Luz Dorada y rosa suave, llenando de esas radiaciones a la Esfera de Luz.
            Tomaos un tiempo para la imaginación, con la visión interna.
            Observad la Rosa con detenimiento, su belleza, su frescura y sus coloridos pétalos, su cualidad de AMOR. Así llegaréis a comprender la naturaleza del Amor. En el símbolo de ‘la Rosa’ está oculto ese secreto. Meditad diariamente y os será develado “su perfume”, el cual impregnará con su vibración vuestra esfera áurica, y se transformará en CONCIENCIA, LA Conciencia del amor verdadero, universal e impersonal.
            Después de observar la Rosa y sintonizar con su vibración, sentiréis que “sois la Rosa”. Este es un estado contemplativo, y afirmaréis internamente:

“YO SOY ESTA ROSA DE AMOR”

            Quedad entonces unos instantes en silencio, en serena contemplación interior, sin necesidad de emitir pensamientos…
            Durante este silencio interno podréis centraros en el suave fluir de la respiración, sintiendo la Esfera Dorada llena de la vibración de Amor que mana como radiación desde la Rosa.

            Procediendo de esta maneta se estará instalando en vosotros la 3° maya de energía crística o “3° Sol Crístico”, como lo hemos llamado aquí.

            Con el tiempo, un sano y libre ‘afecto’ por toda la Creación, por ‘toda vida’, nacerá al compás del despertar vibratorio de “la Rosa” en vuestros corazones.

“El Amor es la vibración más elevada
de la Conciencia Crística”


            Considerad que al hablar de “TRES SOLES CRÍSTICOS” hablamos en realidad de ‘3 frecuencias vibratorias’ que en armonía se interpenetran en un mismo espacio.

            Cada una de estas 3 energías es una cualidad Búdica especial, que el ‘sensitivo’ puede distinguir; por eso hablamos de “3 Soles”, pero estos 3 Soles están unidos, interpenetrados, y a ese conjunto de energías búdicas se le ha llamado genéricamente: “Cuerpo de Luz”, Cuerpo Solar, Mer-ka-ba, Cuerpo de Bienaventuranza, Cuerpo Espiritual, o simplemente “CRISTO”. Los nombres puede variar, pero la realidad referida es “una”.

            Hemos dado aquí señales para un ‘trabajo interno’ de orden vibracional.
            Emprenda cada estudiante la tarea interna acoplando el compromiso de ‘la práctica’. Sed pacientes y perseverantes y veréis los resultados. Pero no pequéis de ‘ambiciosos’, porque la energía de la ambición impedirá el avance real. Reflexionad en esta clave.
            En vuestra actitud sincera estará la clave del progreso.
           
            No olvidéis que estas prácticas para la elevación vibracional son a la vez precipitadoras de la Purificación Interna. Por lo tanto, preparaos también para ello, y “aceptad” los síntomas de purga psíquica cuando estos afloren o se incrementen. Meditad en esto…
            Como efecto de la elevación vibracional y la limpieza interna irá naciendo, en los perseverantes y a su tiempo, una sutil “sensibilidad”, una nueva y refinada percepción de la UNIDAD; pero para que esto ocurra deberéis vivir con estoica paciencia los procesos de purificación (tema al cual estará referido el siguiente mensaje).

            El “laboratorio alquímico” está en vuestros propios corazones, no lo olvidéis.
            Que la Luz os aclare para abordar esta labor interna.


JERARQUÍA DE ERKS




ACLARACIÓN IMPORTANTE:   No debe el estudiante confundir entre la Divina Trinidad o “Triple Llama” de Voluntad, Sabiduría y Amor (Padre, Hijo y Espíritu Santo) con el ‘TRIPLE SOL CRÍSTICO’, ya que este último pertenece a la 2° Llama de la Santísima Trinidad. Es decir que el “Triple Sol Crístico” de ‘LUZ-PAZ-AMOR’ es el desarrollo del 2° aspecto de la Divina Trinidad: el aspecto “Hijo” o “Conciencia” (2° Rayo Cósmico de Amor-Sabiduría).



No hay comentarios.:

Publicar un comentario